O.C.P. / Prototipo 001 / Murphy, Alex J.

Imagen de archivo.

Imagen de archivo.

En 1987 y previendo una progresiva escalada de la criminalidad como consecuencia de la crisis que se venía arrastrando desde la década de los setenta en el sector del automovilismo de la antaño conocida como “la ciudad del motor”, vio como el sector público era privatizado. Hospitales, prisiones, y el tema que nos ocupa, la privatización del DPD [Departamento de Policía de Detroit] a manos de la OCP [Omni Consumer Products] Que comenzó un programa de reubicación y regularización de empleo al tiempo que se desviaban fondos al desarrollo del I+D militar en el campo de la robótica.

El objetivo de dichas investigaciones: obtener un agente de policía que estuviese de servicio veinticuatro horas al día. Que no necesitara comer ni dormir y con un armamento superior. El primer prototipo del que hay constancia en los archivos del OCP es el ED-209 [Enforced Droid] al que no nos referiremos hoy, pero que quedó a medio camino entre un semi-androide y un drone militar de combate. Por tanto, por causas que hoy no trataremos se saltó a una propuesta más atrevida que evitase un proceso tan engorroso en los ochenta como suponía la programación de un androide autónomo con las pesquisas solicitadas por la compañía, dando paso a el programa Cyborg-Cop. En vista de todos estos acontecimientos el cuerpo de policía amenazó con ir a la huelga, y Bob Morton –el encargado del proyecto– se vio atrapado en un plazo de entrega de noventa días. Por suerte, al entrar a pertenecer a la policía de Detroit se firman una serie de controvertidos documentos en los que una vez declarado oficialmente muerto puedes verte sometido a una serie de tratamientos médicos que nunca figuran en los informes oficiales.

Murphy, Alex J.

El voluntario post mortem fue Murphy, Alex J. Información que hoy conocemos gracias asu ex compañera Anne Lewis. Padre de familia, fallecido en acto de servicio el día que fue reubicado de la comisaria del sector sur a la oeste. Ingresó en el hospital Henry Frank Memorial tras un tiroteo con la banda de Clarence Boddicker, que a su vez apareció apuñalado días mas tarde en una fábrica y por causas nunca aclaradas.

Con tan poco margen de maniobra los problemas no tardaron en surgir, llegando a correr el rumor de que el sujeto llegó a activarse sin una orden previa como respuesta cognitiva durante una celebración del año nuevo. La OCP acalló los rumores alegando que no fue más que la macabra broma pesada de un ingeniero. Entre los meses de enero y febrero se presentó el producto final, contando con las siguientes especificaciones: Un cerebro humano como procesador sináptico al que previamente se le realizó un borrado de memoria –no existe información referente al procedimiento por lo que cabe suponer que se emplearon campos magnéticos para lograr tal fin– que fue sustituida por una memoria computarizada con todos los archivos del vídeo, audio y texto de la policía de Detroit integrados. Se habló de que la conexión cuerpo-cerebro se llevó a cabo empleando el comando MS-DOS. Llevaba integrado un localizador GPS probablemente conectado a un satélite NAVSTAR militar. Grabadora ocular de video. Visión térmica. Selector de objetivos. Poseía un prototipo de puente de entrada de datos con un sistema digital con alta velocidad de transferencia de información que ya entonces dejaba obsoletos a los actuales USB. El cuerpo contaba con un blindaje de titanio laminado con kevlar ignífugo. Su fuerza estimada rondaba el kilogramo por centímetro cuadrado. El arma reglamentaria asignada era una Beretta 93R semiautomática modificada que guardaba en un pequeño departamento portátil de su muslo derecho. Su aparato digestivo se alimenta de potitos de bebe. Velocidad máxima: 4km/h.

Sus directrices:
–Servir al público.
–Proteger a los inocentes.
–Defender la ley.

Durante las siguientes semanas se realizaron diversas pruebas de campo donde se obtuvo un alto grado de aceptación entre la población civil. Hasta la noche en el sector 6, donde tras haber desarmado al ex concejal Ron Miller el cyborg determinó arrojarlo desde la ventana del segundo piso del ayuntamiento frente a las cámara de la W.G.V.L.
La prensa amarilla indagó y comenzó a surgir la controversia. Se filtró que la OCP se había fijado como objetivo acabar con el crimen en cuarenta días, prisas que no sentaron bien y que se sumaban a las sospechas de que la falta de tiempo para estudiar los datos obtenidos hasta el momento obligaban a saltar por alto que el prototipo se había auto-activado en ciertas ocasiones e incluso llegado a abandonar la comisaría contraviniendo las ordenes que se le daban tras que se detectaran fuertes picos de actividad en sus electroencefalogramas. A pesar de no conocerse su configuración al detalle, diversos expertos conjeturaron que su software no estaba diseñado para experimentar y soportar experiencias somáticas –experimentar el sueño–.
Las declaraciones de víctimas y testigos nunca permitieron forjar un perfil completo, oscilando siempre entre el uso excesivo de la fuerza en las detenciones aun a pesar de su superioridad y las felicitaciones de organizaciones feministas por su buen hacer en la prevención de delitos relacionados con la violación sexual a largo plazo. En mitad de estas acusaciones el prototipo fue retirado de las calles y el servicio alegándose reparaciones. Es cuanto menos curioso que su desaparición coincidiese con la supuesta jubilación anticipada de Dick Jones –número dos de la OCP y que no volvió a otorgar entrevistas ni a dar señales– y extraños rumores sobre una supuesta cuarta directriz que había sido integrada en el prototipo durante su fabricación.
¿Que sucesos acontecieron aquellos días? Fue retirado el prototipo para corregir unas serie de errores antes de sus reapariciones los años siguientes? En posteriores artículos indagaremos más en este proyecto y los echos acontecidos en 1990, 1993 y el proyecto 2014.

¿Asesino Murphy a Boddicker? [Representación a carboncillo]

¿Asesino Murphy a Boddicker? [Representación a carboncillo]

Anuncios