S.A.I.N.T / Prototipo “Jhonny Mac” Nº 5

Prototipo Nº1

Prototipo Nº1

Transporte Nuclear de Inteligencia Artificial Estratégico (S.A.I.N.T en sus siglas en inglés) El sueño de los militares en los 60, los 70, los 80 y los 90. Un autómata independiente con un software configurado a partir de un sistema autónomo microcomputerizado con quiristores volumétricos. Si usted nunca ha oído hablar de los quiristores se debe a que su patente es el secreto mejor guardado de la división robótica de los Laboratorios Nova (Oregón) Consistiendo dichos elementos en una serie de sofisticados circuitos instalados en prototipos de máquinas de combate capaces de reconocen voces y órdenes gracias a sus 500 punteros megabites.

Cinco de estos prototipos S.A.I.N.T fueron creados con la intención de que actuaran como carros de combate ligeros. Con tracción de oruga en el eje delantero y un sistema de ruedas traseras que giran 360º. Su velocidad máxima fue estimada en 50km/h y una sorprendente capacidad de salto desde un punto fijo aproximada de un metro. Acoplado a su espalda llevaban oculto un cortador de plasma con capacidad suficiente para atravesar aleaciones de acero de 45cm de grosor. Contaba (como elemento disuasorio) de un cañón acoplado a su hombro diestro que emitía una descarga láser con la increíble cualidad de implosionar al entrar en contacto con la materia. Podemos suponer que esto era gracias a su batería nuclear de 25 megatones (veinticinco mil veces la potencia de la bomba soltada en Nagasaki)

Se comprobó su eficacia en unos juegos de guerra en los que los cinco prototipos construidos hasta aquel momento y escondidos en una serie de bunkers, fueron capaces de frenar un convoy militar por completo. Por desgracia para Laboratorios Nova estos mismos prototipos no llegaron finalmente a la cadena de montaje. Creados para las inclemencias de selvas, desiertos y el ártico, fueron tristemente famosos entre los años 1986 y 1988 a causa de una serie de fallas que surgieron en el sistema quistor en base a un accidente relacionado con un rayo proveniente de una tormenta eléctrica que, según informes posteriores, impactó en una torre eléctrica y de allí saltó a un generador de energía al que estaba conectado el prototipo número 5. La incomprensible falla en sus circuitos, unido a los asombrosos avances en el campo de los fusibles que evito que el rayo en el peor de los casos no hubiese frito el circuito eléctrico y abierto una fisura en una batería nuclear que habría acabado con el estado de Oregón (y la posterior vida del planeta tierra) dieron lugar a defectos en su programación que desató el pánico en los cuerpos de seguridad del laboratorio cuando el prototipo en cuestión salió del centro control donde estaba confinado.

A partir de este hecho la información relacionada con lo acontecido salieron a la luz con cuentagotas. En los mentideros se rumorea que la falla en los quistores no tuvo que ver en la decisión de retirarlos del mercado sino que este hecho esta relacionado con los acontecimientos que dieron lugar durante su persecución en la que se constato que los S.A.I.N.T eran vulnerables a las siguientes situaciones:

-Disparos desde diversos ángulos.

-Se les puede atropellar.

-Se les puede preparar una trampa con una cuerda y una rama.

-Se les puede lanzar barro a los ojos.

-No pueden girar bruscamente.

-Se les puede pegar con un palo.

-Se les caen los brazos con asiduidad.

-Necesita cinco segundos para disparar y que su objetivo este quieto.

Posteriormente, en todo lo que respecta a los rumores surgidos en 1988 a raíz de la producción en masa del prototipo del juguete “Jhonny 5” surgieron extraños avistamientos de un modelo que se asemejaba al original en una ciudad que nunca se llegó a determinar. Esta información debe ser estudiada con cuidado, pues la variedad de habilidades dispares que se llegó a afirmar que mostraba el sujeto en cuestión nunca aparecieron en sus especificaciones originales ni fueron comentadas en los informes ulteriores al accidente en 1986. Estas nuevas controversias eran: Una nueva batería de Litio y Argón líquido con capacidad para 500 horas de autonomía y sin bajadas de tensión. Memoria suplementaria. Control remoto multifrecuencia con capacidad para controlar a distancias emisoras de radio, juguetes y autobuses urbanos (algo que se creyó imposible hasta la crisis Skynet acontecida en 2003) Se le vio volar en un parapente portátil y hacer uso de un sistema lanza ventosas que llevaba acoplado. Preparaba Gin-Tonics. Amén de diversas modificaciones externas que no coinciden con el modelo original ni con los datos recabados antes de que surgieran dichos rumores. Por tanto, no podemos mas que asumir que en su mayoría todo lo relacionado a 1988 no son mas que un ejemplo de marketing viral por parte de una compañía juguetera con el fin de obtener publicidad gratis. Y desde aquí esperamos que así sea, pues no sería agradable dormir pensando que hay una batería de 25 megatones oxidandose poco a poco en algún lugar.

Imagen de Archivo

Imagen de Archivo

Anuncios